Como tener siempre ingredientes a mano para tus guisos y menús del día

Si tienes un restaurante con platos del día seguramente los guisos sean uno de los platos fuertes y de los más demandados por tus comensales. Y no hay cosa que de más rabia que ponerse a cocinar un buen guiso y que falten pequeños ingredientes que si bien no son los más esenciales, le dan un gusto muy especial a la comida y no debería de cocinarse con ellos.

Cuando se hace un guiso es frecuente repasar que haya carne, patata, aceite y tal vez guisantes. Pero damos por sentado condimentos como el ajo, la cebolla o los deliciosos pimientos que le dan un gusto tan especial.

Contar entre nuestros distribuidores de confianza con alguien que proporcione la distribucion de pimientos congelados, así como de la cebolla cortada o el ajo no solo nos ahorrará mucho tiempo en la cocina, también nos evitaremos estos pequeños olvidos que pueden dar al traste con un gran plato.

Las verduras congeladas conservan perfectamente el sabor y todas sus propiedades y al venderse ya troceadas y listas para utilizar ahorran un tiempo precioso en cocinas en las que hay una gran carga de trabajo. Solo habrá que preocuparse de tener los ingredientes principales porque sabremos que todo lo demás está garantizado y disponible.

Los productos congelados para hostelería, tanto verduras como carnes, pescados o mariscos, son un aliado fundamental en los restaurantes con menú del día porque permiten ofrecer siempre los mismos precios y hacer una carta permanente con bastantes opciones para todos los días, teniendo la seguridad de que siempre vamos a tener todos los platos que se ofrecen y que además servirlos nos saldrá siempre igual de rentable.

Aunque los platos de temporada siempre tienen que ser protagonistas en cualquier menú del día, poder ofrecer a los clientes algunas carnes selectas o pescados que en ese momento están a un precio demasiado alto y todo dentro del menú, hará que aprecien mucho más la carta y su variedad y se podrá ganar terreno a la competencia, a menudo anclada en dos o tres platos básicos que son los mismos que se pueden encontrar en todas partes.

Al dar este extra al cliente, se gana al público al que le gusta variar y comer de una forma diferente, pero manteniendo a la vez a los que quieren el menú clásico con los productos de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Integramos TIC . Powered by WordPress. Theme by Viva Themes.