Todo sabe mejor con gambas

El sabor de las gambas es capaz de alegrar prácticamente cualquier receta y hacerla un poco más especial. Esto lo saben bien en los restaurantes, por lo que eligen cuidadosamente a su Proveedor de gamba congelada para hosteleria a fin de ofrecer a sus clientes el mejor sabor.

Ese toque a mar pero a la vez la suavidad y la elegancia de su gusto hace que combinen con una gran variedad de platos. Un arroz normal puede llevar a mayores unas gambas y será un plato mucho más sabroso y atractivo, tanto si se trata de un arroz seco como si es un risotto. Y ni siquiera hay que echar una gran cantidad de producto ya que un pequeño toque es suficiente para modificar el resultado.

También se pueden añadir gambas a los platos de pasta, sobre todo a algunos tan conocidos como los espaguetis frutos del mar, que llevan diferentes tipos de mariscos. Pero también pueden añadirse unas gambas a una ensalada de pasta convencional y se logrará un plato con una chispa única que hará que esta receta tan sencilla y socorrida sea un punto llamativo en la carta del día. Incluso una ensalada clásica acepta las gambas como toque exótico. Solo hay que encontrar el nombre adecuado para que sea un éxito de ventas.

La pizza también acepta muy bien las gambas, tanto si las añadimos con otros mariscos como si las combinamos con un toque de ajo y jamón. Una combinación que a priori puede parecer arriesgada pero que tiene mucho éxito en algunos locales que han hecho de este tipo de pizzas uno de sus reclamos más reconocidos.

Los revueltos son un clásico en las cartas de restaurantes y bares de tapas. Y las gambas consiguen que las recetas de siempre sean un poco mejores. Los revueltos con verduras y gambas tienen un gran éxito y son una combinación segura para atraer a muchos clientes que quieren un plato ligero pero que a la vez les dé una satisfacción al paladar.

Las gambas también forman parte de otro plato presente en todas las cartas desde hace unos pocos años, las tostas. En este caso, unas gambas al ajillo sobre una base de aceite o combinadas con queso o con verduras, permiten jugar con diferentes opciones y conseguir tostas personalizadas para cada local, consiguiendo así servir algo ligeramente diferente al resto, pero igual de atractivo y delicioso.

© 2022 Integramos TIC . Powered by WordPress. Theme by Viva Themes.