Tipos de cáncer de estómago

Normalmente, hablamos de cáncer de estómago pero, en realidad, existen diferentes tipos de cancer de estomago. Algunos son muy frecuentes, otros muy raros y también tienen diferentes niveles de peligrosidad. Mientras que algunos se combaten con más facilidad, otros tienen difícil curación. Vamos a intentar resumir los principales tipos de cáncer de estómago.

El adenocarcinoma: Se calcula que más del 90% de los cánceres de estómago son de este tipo. Algunos incluso elevan la cifra hasta un 95%. Es un tipo de cáncer cuyo origen está en la mucosa del estómago situada en la capa más interna. Mientras se mantiene ahí es relativamente fácil de tratar, pero una vez que se extiende por la musculatura del órgano es frecuente que salte a otros órganos cercanos, donde ya estaríamos hablando de una metástasis.

El linfoma: Son tumores que afectan al sistema linfático pero que se pueden detectar en la pared del estómago. No son demasiado comunes y su tratamiento y pronóstico dependen en gran medida del tipo de linfoma del que se esté hablando ya que hay muchos distintos.

Los tumores del estorma gastrointestinal: Comienzan en las células que forman la pared del estómago y pueden ser benignos, es decir, no cancerosos, o cancerosos. Son muy poco frecuentes.

Los tumores carcinoides: Son los que afectan a las células que producen hormonas y que están situadas en el estómago. Este tipo de cáncer cuenta con una ventaja a la hora de tratarlo y es que no suele extenderse a otros órganos, estando siempre bien localizado.

El carcinoma de células escamosas: Es muy frecuente en otros órganos pero realmente es muy raro en el estómago. También son muy poco frecuentes los carcinomas de células pequeñas o los leiomiosarcomas.

Ante cualquier cambio en la digestión, molestias, dolores o cambios en el peso que no se justifiquen por una dieta hay que acudir al médico para que investigue qué es lo que está ocurriendo. La detección temprana sigue siendo la principal arma contra el cáncer, así como las medidas de prevención.

En el caso del cáncer de estómago es importante dejar de fumar, no beber alcohol en exceso, llevar una dieta sana y equilibrada y evitar dentro de lo posible el estrés. Para eso es bueno realizar ejercicio de forma moderada y acudir a clases de relajación. El Mindfulness se está destacando como una medida muy positiva para conseguir relajarse y tener la mente equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Integramos TIC . Powered by WordPress. Theme by Viva Themes.