Principales tipos de calderas que existen en el mercado

Desde su aparición a fines del siglo XIX, la caldera ha sido el sistema de calefacción más extendido en los hogares europeos. Aunque hoy compite con las estufas de pellets, la geotermia y otras soluciones más innovadoras, este sistema no ha perdido su notoriedad, como demuestra la gran demanda de calderas o la creciente solicitud de tecnico reparación de calderas en Pontevedra, Bilbao y otras provincias del norte peninsular.

 

Primeramente, las calderas es una máquina capaz de generar vapor gracias al calentamiento de agua mediante la electricidad o la combustión de biomasa y otros recursos. Las primeras calderas dependían del carbón y otros combustibles fósiles, reemplazados en fechas recientes por recursos más sostenibles y menos contaminantes.

 

La tipología de las calderas es amplia, pero puede sintetizarse en tres clases fundamentales: las de biomasa, las eléctricas, las de gas y las de gasoil. Las calderas de biomasa dependen de biocombustibles como el bioetanol, el biodiésel o la biomasa sólida (leña, pellets, residuos forestales, etcétera). Lógicamente, no todos son igual de ecológicos, y por ello en los últimos años se ha incentivado el uso de recursos renovables para minimizar los efectos contaminantes de este tipo de caldera.

 

Más modernas son las calderas eléctricas, dependientes del suministro eléctrico para funcionar con normalidad. Estas se caracterizan por su alta eficiencia energética y el considerable ahorro que proporcionan a viviendas familiares y edificios públicos, además de ser una tecnología silenciosa, fácil de mantener y sin la peligrosidad que acompañas en ocasiones a las calderas de biomasa. Por su parte, las calderas de gas operan con combustibles gaseosos como el gas butano, el propano o el gas natural.

 

Aunque un poco obsoletas, las calderas de gasoil fueron en tiempos una solución popular en viviendas y comunidades de vecinos. Sin embargo, la molestia que conlleva el almacenamiento de este combustible y la falta de seguridad y de confort son carencias que han relegado a estas calderas a un segundo plano.

© 2022 Integramos TIC . Powered by WordPress. Theme by Viva Themes.